Erum refuerza su presencia internacional en la feria ExpoANTAD

ganchos_perchas_erum

El grupo Erum asistirá como expositor del 16 al 18 de marzo en la feria Expo ANTAD 2016 con el objetivo de fortalecer su posicionamiento en el mercado latinoamericano.

El evento, que cumple ya 33 ediciones, tendrá lugar en la ciudad de Guadalajara, Mexico. Se ha consolidado como el evento de alimentos, productos de consumo, tecnología comercial y mercancías generales, más importante de México y toda la región.

La feria permite el contacto entre empresas de forma directa, afianzando y acrecentando las ventas en este mercado. El grupo Erum se presenta como un proveedor fiable y competitivo no solo en el sector de las perchas, sino en todo tipo de productos tras haber conseguido diversificar sus áreas de negocio y productos en estos últimos años.

Podrá encontrarnos en el stand 942 del pabellón Jalisco, donde estaremos encantados de atenderle.

Reciclaje: el gusano que come plástico no biodegradable

Los plásticos juegan un papel importante en la actualidad, ya que se utilizan para la fabricación de productos de uso cotidiano. El uso generalizado de plásticos exige una buena gestión de vida del producto hasta su fin, y aunque las cifras de reciclaje aumentan cada año, los investigadores buscan soluciones alternativas.

Recientemente han descubierto que el gusano de la harina es capaz de alimentarse de varios tipos de plásticos y biodegradar el material de manera segura, lo que permitirá eliminar los residuos fabricados con estos compuestos.

En el estudio que han llevado a cabo, los científicos han podido comprobar que estas larvas pueden sobrevivir en perfectas condiciones alimentándose únicamente a base de espuma de poliestireno, que es el material que se utiliza habitualmente para embalar, así como otras formas de esta resina sintética, que se emplea para fabricar todo tipo de objetos.

Estos insectos pueden convertir la mitad del poliestireno que consumen en dióxido de carbono y la otra mitad en fragmentos biodegradados mediante excrementos. La clave está en que estos insectos poseen unas bacterias en su sistema digestivo capaces de descomponer el plástico.

Los próximos estudios van dirigidos a estudiar la manera de extraer esas bacterias y utilizarlas directamente para tratar el plástico.