Plásticos autolimpiables y resistentes al agua para automóviles

Una vez más, los ingenieros se inspiran en la naturaleza para poder desarrollar materiales novedosos. En este caso, se han fijado en La flor de loto, que goza de la capacidad de mantener un aspecto impoluto. Su limpieza permanente se basa en que sus hojas repelen el agua, las gotas de agua se vuelven esféricas, y resbalan llevándose consigo cualquier partícula de suciedad que exista en su camino.

La hidrofobia y la autolimpieza son propiedades deseables en los plásticos, y mediante el proyecto NANOCLEAN, se han investigado técnicas sintéticas con las que crear nanoestructuras que reúnan esas características, para obtener un plástico que repele el agua orientado hacia la industria del automóvil.

Hasta la fecha, los prototipos obtenidos presentan humectabilidad y propiedades de autolimpieza, así como ciertos efectos ópticos que podrían aprovecharse en otras aplicaciones. Se espera que la propuesta resulte de utilidad en vehículos de pasajeros e industriales, pudiendo además hallar aplicaciones en la biomedicina, la electrónica y los electrodomésticos.

El Grupo Erum, en su división de piezas técnicas y automoción, de ha interesado por los resultados de los ensayos,  más concretamente el molde construido para un espejo lateral de automóvil con las tecnologías recién creadas. Las capacidades de hidrofobia y autolimpieza de este producto fueron superiores a las de una pieza de automóvil también autolimpiable de uso muy común. Se realizaron pruebas de durabilidad que confirmaron el cumplimiento de las normas del sector, así como una evaluación del potencial para ampliar la escala de estas tecnologías.

El alcalde de Ibi y el Director General de Industria visitan ACTECO

El pasado dia 26, El alcalde de Ibi, Rafael Serralta, la concejal de Industria, Gloria Llinares, y el Director General de Industria y Director del IVACE, D. Joaquín Ríos, visitaron las instalaciones de “ACTECO”, la empresa medioambiental del grupo Erum.

ACTECO es la planta de reciclado más avanzada de España y una de las más avanzadas de Europa. Actualmente cuenta con una capacidad de producción de 5 toneladas por hora y cinco líneas de triturado de los que se obtienen lapiceros, piezas para muebles, automoción y electricidad, macetas y perchas.

El alcalde de Ibi felicitó al gerente y a los trabajadores de la empresa “por las excelentes instalaciones y la avanzada tecnología que utilizan y por la doble función social que cumplen, ya que además de conservar el medio ambiente, ayudan a las personas más desfavorecidas”. Parte de los beneficios de la empresa van destinados al cuidado de personas con discapacidad a través de viviendas tuteladas para estos colectivos.

Joaquín Ríos señalaba que “empresas como ésta son símbolo de innovación, de crecimiento y de internalización” y ha destacado “la apuesta de la empresa por la tecnología, por la diferenciación y por abrirse al exterior”. Prueba de ello es que en los últimos siete años ha multiplicado por diez sus exportaciones y ha duplicado sus ventas.