BIOPLASTICO UN 20% MAS LIGERO


La empresa Biowert está utilizando el césped para fabricar un bioplástico que es más liviano que otros materiales semejantes, y cuyo impacto ambiental es nulo.
Este bioplástico hecho combinando césped de pradera y plástico reciclado a partir de diferentes tipos de polímeros y es ideal para el moldeo por inyección debido a su excelente facilidad de flujo.

Las piezas moldeadas que resultan son hasta un 20% más ligeras que las hechas con polietileno o polipropileno.
El grupo Erum actualmente está estudiando la posible utilización de este material en algunas gamas de perchas de plástico, sin que se vean reducidas sus características mecánicas y de resistencia, así como la repercusión económica en fabricación y transporte.

Plástico que se repara a sí mismo


El grupo Erum sigue de cerca los avances de una investigación que ha desarrollado componentes de plástico que pueden autorrepararse, utilizando para ello polímeros elásticos que detienen en forma independiente el crecimiento de las microgrietas que pueden observarse en estos materiales, y que en ocasiones pueden desembocar en la rotura imprevista de los mismos.
Aunque los componentes de plástico empleados en la industria actualmente llegan a ser muy resistentes, todavía pueden romperse al soportar importantes cargas mecánicas. Las microgrietas pueden encontrarse en cualquier parte de los componentes, y son tan diminutas que es imposible advertirlas durante el uso cotidiano.
El nuevo proceso consiste en la carga de microcápsulas con un componente especial (poliisobutileno) en los elastómeros, para estimular así un mecanismo de autocuración del plástico. Cuando las cápsulas advierten una presión determinada, se abren y expulsan el poliisobutileno, que se mezcla con las cadenas del polímero y cierra las grietas producidas. La investigación ya ha tenido éxito en algunas pruebas, pero el efecto de autorreparación aún debe optimizarse.
Cuando la investigación finalice, se estudiará la posible aplicación para perchas usadas en logística, ya que están sometidas a distintas cargas durante los procesos de almacenamiento y transporte. De esta forma el grupo Erum intentará aportar un valor añadido a las perchas de sus clientes.